La clave del Éxito de una Startup

Hace ya algún tiempo que nuestros abogados están algo obsesionados con esto y no paramos de preguntarnos por qué sólo un 10% de las Startups, consiguen alcanzar el éxito.

Hay millones de personas con grandes ideas, pero sólo unas pocas consiguen lanzar su proyecto y además hacer que triunfe.

¿Qué es lo que diferencia a quienes tienen una idea brillante, de quienes consiguen hacerla realidad?

La respuesta a esa pregunta está en un libro de 1937, escrito por Napoleón Hill, que se titula “Piense y Hágase Rico”.

Es un libro que no tiene fecha de caducidad y que incluso cuando hace referencia al Crack del 29” y a la infinidad de oportunidades que surgen en época de crisis, me resulta perfectamente aplicable a la actual crisis del COVID19.

Sólo acaba de estallar, pero es evidente que las mejores oportunidades surgen en época de crisis y al igual que ocurre con las Startups, sólo unos pocos están capacitados para verlas y aprovecharlas.

El libro es un resumen de éxitos y fracasos que el autor ha ido estudiando a lo largo de su vida y sobre el que extrae algunas conclusiones muy reveladoras y que a mi modo de ver, debes tener muy en cuenta si realmente quieres alcanzar el éxito.

Sólo tienes que seguir estos principios a rajatabla:

 

  1. Debes tener un sueño (a ser posible, muy grande):

Sólo quienes son capaces de soñar que pueden cambiar el mundo, terminan cambiándolo. Nuestros pensamientos tienden a convertirse en realidad, si van acompaña- dos de los demás principios (esto no es tan sencillo como lo cuenta Rhonda Byrne en su libro “El Secreto”).

  1. Debes tener fe en tu sueño y visualizarlo (casi tocarlo):

Si realmente crees en lo que haces y eres capaz de proyectarlo en tu mente, acabará sucediendo antes o después.

  1. Generar confianza en ti mismo (Autosugestión):

La “autosugestión” es muy importante y es en lo que falla mucha gente, porque en los momentos difíciles le entran dudas, se desanima y lo deja. Hay que ser firmes y seguir confiando en que el sueño se hará realidad.

Todos tenemos miedos y sentimos dudas en algún momento de debilidad, pero hay que ser capaces de combatir esos miedos y reconducirlos en pensamientos positivos de esperanza.

Te recomiendo que leas el libro de Napoleón Hill, porque analiza los “seis temores básicos” (pobreza, críticas, mala salud, pérdida del amor, envejecer y la muerte) y da algunos trucos para vencerlos.

  1. Tener los conocimientos específicos:

Muchos emprendedores de éxito fracasan muchas veces, antes de conseguir triunfar en los negocios y esto es simplemente porque no tienen ni la experiencia, ni los conocimientos necesarios.

Este es para mí la clave para que puedas tener éxito lo antes posible y en esto es en lo que más te va a ayudar El Método Lean Legal.

Pero tienes que tener claro que no puedes dejar de aprender todos los días. Sigue a emprendedores de éxito, apúntate a todo tipo de formaciones on-line, webminars, escuelas de negocio, compra libros, observa cómo lo hacen los demás.

Sé curioso como el niño que fuiste y no dejes nunca de aprender para que tu sueño finalmente se haga realidad.

  1. Planificación organizada:

Otro de los motivos por los que suelen fracasar los proyectos, es la falta de una estrategia clara y un plan de acción.

Muchos emprendedores empiezan a ejecutar sus sueños sin un plan o con un plan que no es el correcto (por falta de conocimientos).

En esto también puede ayudarte muchísimo El Método Lean Legal.

  1. Persistencia:

Este es quizás el más importante de todos, porque engloba todos los anteriores y hace que insistas en todos ellos.

Te recomiendo que dediques bastante tiempo a repasar todos los principios a lo largo del día.

Debes fijar unas rutinas diarias en tu agenda, para dedicar algo de tiempo a todos los principios que te van a llevar a alcanzar el éxito.

 

CONSTRUYE TU GRAN DIA:

Todo lo que hemos dicho antes, está muy bien, pero hay que llevarlo al terreno y tienes que ser muy constante. Esto es quizá lo más difícil, porque aunque seas consciente de todo lo que tienes que hacer, ese diablillo” que tienes en el hombro izquierdo, te va a tentar para no hacerlo…

Para ello tienes que generar hábitos y rutinas que todos los días refuercen tus sueños, tus objetivos y tus planes de acción. Si no aterrizas tus sueños en cada una de tus acciones diarias, es francamente difícil que puedas conseguir convertirlos en realidad, porque en vez de acercarte a ellos, te vas alejando cada vez más.

Hay un autor que es experto en esto y es Robin Sharma, archiconocido mundialmente por haber escrito “5AM CLUB”, en el que nos invita a levantarnos a las 5:00 AM, para planificar nuestro día (cuando todo el mundo aún duerme), tener un momento para nosotros mismos y dar gracias por todo lo que tenemos, en vez de quejarnos por lo que no tenemos (aún).

En mi opinión, los libros de desarrollo personal, te permiten entender algunos conceptos claves, para aplicarlos a tu manera”. Tienes que ser capaz de adaptar esos conceptos claves a tu forma de ver la vida y a tus circunstancias personales.

La jornada diaria de cada persona, es algo tremendamente complejo y que varía en función de la personalidad de cada uno y de sus circunstancias. No es lo mismo una persona que vive con sus padres, que alguien que está casado y con hijos.

Sin embargo, sí es cierto que ayuda mucho a establecer nuestras prioridades y a crear hábitos saludables, que nos van a conducir sí o sí, a alcanzar el éxito.

En concreto “5AM CLUB”, propone una rutina nada más despertarse, que llama la Fórmula 20/20/20:

  • 20 minutos de ejercicio físico (activa el cuerpo y segrega dopamina).
  • 20 minutos de reflexión (medita, agradece, refuerza tus sueños).
  • 20 minutos de crecimiento (revisa tus objetivos, estudia, lee, escucha).

Si consigues hacer esto todas las mañanas, te aseguro que tarde o temprano vas a tener éxito. No es nada fácil conseguir esos hábitos, pero es clave que los adquieras y que impidas que nada ni nadie te aleje de ellos (te aseguro que surgirán mil motivos para autoboicotearte).

Hay una cosa que a mí personalmente me apasiona, que es optimizar mi tiempo, realizando dos de esas actividades a la vez. ¿Por qué no escuchas un podcast o estudias un máster online, mientras haces ejercicio?

Activar cuerpo y mente a la vez, todas las mañanas, no sólo te permite ahorrar tiempo para dedicárselo a otras cosas. Toda la dopamina y las endorfinas que generas haciendo deporte, hacen que estés mucho más receptivo a la hora de adquirir nuevos conocimientos y esto hace que se te ocurran nuevas ideas y que afrontes tu día a día, con muchísima ilusión.

Es un círculo virtuoso, que se repite cada día:

  1. Corres, sudas y generas sustancias que te dan energía y felicidad.
  2. Tu mente está receptiva y abierta a aprender.
  3. Adquieres nuevos conocimientos y eres mucho más creativo.
  4. Te ilusiona poner en práctica lo que estás aprendiendo.
  5. Reflexionas sobre cómo puedes ponerlo en mar
  6. Tomas acción.

En mi caso, los 5 primeros puntos transcurren en el gimnasio en un lapso de tiempo de 2 horas (30’ de fuerza + música, 30’ de cardio + formación, 30’ de reflexión en el SPA y 30’ para ducharme y vestirme) y el sexto ya a lo largo de la jornada.

Te aseguro que después de esa rutina diaria, las cosas se ven muchísimo más claras y el día se afronta con vitalidad, fortaleza, buen humor, etc.

Mucha gente me dice que tengo mucha suerte y que ellos no podrían hacer esa rutina… Yo creo que simplemente es cuestión de querer hacerlo y estar comprometido con tus sueños.

Yo nunca pensé que podría hacer algo así todas las mañanas y a día de hoy he comprendido, que es una parte de mi vida importantísima, a la que no puedo renunciar si quiero alcanzar el éxito.

Como decía antes, mi rutina no tiene por qué ser la que a ti te funcione. Tienes que hacer lo que a ti realmente te haga feliz y te permita estimular todas las mañanas cuerpo y mente, ordenar tus ideas y estar motivado para poder ejecutarlas con éxito todos los días.

Evidentemente, esto requiere mucha planificación y algún que otro sacrificio. Por ejemplo, tendrás que acostarte pronto y aprender a decir que no a mucha gente, para que entiendan que es tu momento y nadie te lo puede quitar.

 

AMA TODO LO QUE HACES:

Tienes que comprender que el miedo y el amor, son sentimientos opuestos y que si en tu cabeza no hay amor por lo que haces, esto se traducirá más tarde o más temprano en miedos, envidias y resentimientos.

Si tú sólo quieres emprender por alimentar tu ego, tu fama, tener dinero, etc., lo más normal es que fracases antes de tiempo o en caso contrario, te sientas vacío si llegas a alcanzar el éxito.

Tu proyecto debe tener un gran propósito y tienes que hacer lo posible por pensar en grande y obsesionarte con ello, para que una vez lo consigas, puedas sentirte pleno.

Fíjate que he dicho obsesionarte” muy a propósito.

Una obsesión alimentada por el miedo, puede llevarte a comportamientos totalmente insanos e incluso autodestructivos, como por ejemplo, los celos.

Sin embargo, una obsesión alimentada por un sentimiento de amor a lo que haces, te va a llevar seguro a alcanzar el éxito y además, hará que disfrutes por el camino y te sientas feliz cuando lo hayas alcanzado.

Si quieres apostar por tus sueños y hacerlo a través de la fe y de la autosugestión, como dice el libro de “Piense y Hágase Rico”, no hay otra forma de hacerlo…

Tienes que amar lo que haces:

“La ley de la autosugestión llevará a uno a lograr paz y prosperidad o lo hundirá en el valle de la miseria,

el fracaso y la muerte según su grado de comprensión y la aplicación que haga de ella.”

 

El emprendimiento tiene muchísimo que ver con el amor y con los sentimientos que irás desarrollando respecto de tu proyecto, en cada una de sus fases (del amor irracional, al amor incondicional):

  1. Fase idea (Pre-Seed): Amor Irracional, locura, pasión y mucho riesgo.
  2. Proyecto (Seed): La cosa parece que tiene sentido, pero aún está por ver.
  3. Negocio (Early Stage): Empieza el amor de verdad (Producto y Mercado se quieren y empiezan a hacer planes de futuro).
  4. Empresa (Growth): Producto y Mercado, se quieren tanto, que hacen necesario constituir una compañía, que cualquier empresario te dirá que es como un hijo (Amor Incondicional).

Estos son algunas de las fases por las que vas a pasar a lo largo de tu viaje como emprendedor.

Y los mejores consejos que podemos darte.

Si quieres saber más y que te sigamos ayudando… ¡Ya Sabes!

 

Regístrate en Lawks y Consulta a nuestros abogados

Ignacio Herrero
Ignacio Herrero

Abogado especialista en Startups y negocios innovadores. "El Derecho no es difícil, si hablamos el mismo idioma".